¿Por qué tenemos problemas para dormir? Causas del insomnio

Uno de los principales problemas de la sociedad actual tiene que ver con nuestro descanso. El insomnio, y otros problemas relacionados con el sueño, es una de las dolencias más comunes hoy en día. Existen muchos remedios, técnicas y terapias que pueden ayudarnos a vencer el insomnio y otros problemas para dormir, pero antes de nada, debemos entender perfectamente cuál es la causa de ese malestar. Para ello, hoy vamos a repasar las causas más comunes del insomnio. Si te identificas con alguno de estos casos, puedes buscar más información sobre los problemas del sueño y cómo resolverlos. Si aun así no puedes acabar con ellos, deberías consultar a un especialista.

Causas fisiológicas de insomnio

Las causas fisiológicas van desde los trastornos del ritmo circadiano (alteración del reloj biológico), el desequilibrio de sueño-vigilia, a una variedad de condiciones médicas. Las siguientes son las condiciones médicas más comunes que disparan el insomnio:

– Síndromes de dolor crónico

– Síndrome de fatiga crónica

– Insuficiencia cardíaca congestiva

– El tiempo de la angina de pecho (dolor torácico) y las enfermedades del corazón

– Enfermedad de Reflujo Ácido (ERGE)

– Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) – Asma nocturna

– Apnea obstructora del sueño

– Las enfermedades degenerativas, como la enfermedad de Parkinson y la enfermedad de Alzheimer.

– Los tumores cerebrales, accidentes cerebro-vasculares o traumatismos en el cerebro

Apnea del sueño

Éste es un factor que necesita de una atención especial, puesto que afecta de la misma manera al paciente y a los que duermen a su alrededor. Un paciente con insomnio puede presentar ronquidos crónicos y un aumento de peso reciente. Estos síntomas pueden dirigir el tratamiento sobre la posibilidad de una apnea del sueño.

La apnea del sueño es el nombre de una enfermedad común caracterizada por la interrupción de la respiración durante el sueño. Esta interrupción de la respiración provoca niveles de oxígeno en la sangre anormales, lo que ocasiona fatiga, así como trastornos cardiovasculares, cognitivos y emocionales. La enfermedad es más común en los hombres, los afroamericanos, los hispanos, y los isleños del Pacífico que en otros grupos. Además, al menos una de cada 10 personas mayores de 65 años tiene apnea del sueño.

La apnea del sueño se produce debido a dos causas:

– La obstrucción de las vías respiratorias

– Señales irregulares en el cerebro.

Por lo general, las personas que desarrollan apnea del sueño sufren de una relajación de los tejidos blandos en la parte posterior de la garganta que impide el paso de aire, resultando en apnea obstructora del sueño. Por otro lado, la apnea central del sueño es causada por irregularidades en las señales normales del cerebro para respirar.

Los signos y síntomas de la apnea del sueño pueden durar indefinidamente, o ir y venir constantemente.

El curso de la enfermedad varía entre los individuos. Algunas personas con apnea del sueño no tienen síntomas, mientras que otros pueden tener serios problemas con el sueño, la disminución de los niveles de oxígeno en la sangre (hipoxia), dificultad para concentrarse, irritabilidad y fatiga. Afortunadamente, la apnea del sueño puede ser tratada con éxito con los cambios de estilo de vida, dispositivos de respiración, y, en casos severos, la cirugía.

Grupos de alto riesgo para el insomnio

Aunque es un problema que puede afectar a todo el mundo por igual, hay grupos de personas que son más propensos a tener insomnio y padecer otros problemas relacionados con el sueño.

– Viajeros

– Desplazamiento de trabajadores con el cambio frecuente de su lugar y modo de trabajo

– Personas de la tercera edad

– Adolescentes o adultos jóvenes estudiantes

– Mujeres embarazadas

– Mujeres durante la menopausia

– Personas que usan drogas de forma abusiva

– Alcohólicos

Medicamentos relacionados con el insomnio

Ciertos medicamentos también han sido asociados con el insomnio. Entre ellos se encuentran:

– Recetas para el resfriado y el asma. Estos medicamentos pueden contener estimulantes y por lo tanto producen efectos alteración en el ritmo de sueño.

– Algunos medicamentos utilizados para tratar el exceso de presión arterial

– Algunos medicamentos utilizados para tratar la depresión, la ansiedad y la esquizofrenia.

Sin duda, entender primero las causas que nos provocan el insomnio es el primer paso para resolver este problema tan común y que puede afectarnos gravemente a todas las facetas de nuestro día a día. No esperes más y ponle remedio lo antes posible.

About Paula